Descripción del proyecto

Parque Regional Embalse Tomine

El Parque como Paisaje de Vida

Ciudad:
Tomine (Guasca, Guatavita, Sesquilé) Cundinamarca

Servicio:
Máster Plan, Diseños detallados constructivos

Área:
4900 hectáreas
Proyecto detonante: 1.250 hectáreas

Contrato/Promotor:
Fundación Grupo Energía de Bogotá (FEEB) 2017/2018
Contratista: CONSORCIO TOMINEJO (liderado por las compañías; KONRAD BRUNER Arqs. SAS; GUSTAVO PERRY Arqs SAS; GRUPO VERDE y ARPRO SAS)

Desafío:
Hace sesenta años, las represas aguas del río Siecha comenzaron a crear el embalse de Tomine. Un embalse construido por la Compañía de Energía Eléctrica de Bogotá en 4900has. Ubicado a 50 km al norte de Bogotá, el embalse de Tomine se construyó en un asentamiento indígena con un rico bagaje cultural, una identidad que se ha olvidado. La creación del embalse tuvo un negativo impacto en los ecosistemas. La Fundación Grupo Energía de Bogotá (FEEB), lidero la convocatoria, con una clara interpretación de la función pública de este espacio de patrimonio natural y cultural en beneficio de todos los ciudadanos, abriendo nuevas posibilidades para el descanso, el bienestar y el disfrute dentro de un escenario natural de incomparable belleza.

La Alcaldía de Bogotá realizo un concurso 2016, se seleccionó al CONSORCIO para elaborar el proyecto Paisajístico, Urbanístico, Arquitectónico y desarrollar un parque regional metropolitano contemporáneo.

Solución:
En el marco de las acciones y bajo los lineamientos establecidos por la FGEB de propender por la gestión social y la mitigación de impactos ambientales, la formulación del Plan Maestro y los diseños del Parque Tominé (semilla-detonante) atendieron los conceptos de multifuncionalidad, bioclimática y ecoeficiencia, equilibrio territorial, responsabilidad social y planificación regenerativa.

El diseño de paisajes de vida y la concepción sagrada de la naturaleza es una estrategia de las 5 RE; recreación, reconexión, renaturalización y recuperación del paisaje a gran escala, que recobra no solo la salud y la biodiversidad de los ecosistemas en el sitio, sino también el espíritu y la imaginación de las personas que usaran el parque.

El Parque define su horizonte y alcances a partir de las dimensiones: lúdica (RE-crear), económica (RE-conectar) y ecológica (RE-naturalizar), que representa el cuerpo de agua en la región. Bajo esta premisa el parque se constituye en un laboratorio de Vida al incorporar elementos de diseño para la educación y la interpretación donde el Bio-paseo es el conector del parque (agua, naturaleza, cultura y recreación) y todas las experiencias.

La memoria de la cultura Muisca se encuentra aún viva y presente entre los habitantes del territorio. La proximidad con la laguna de Guatavita, que hacía parte de las siete lagunas sagradas es testimonio de la memoria de la cosmovisión de esta cultura, de la cual se encuentran aún vestigios en la región. Las centralidades que reciben los visitantes se han bautizado con nombres originarios: Fasynga, Sie, Huitaca, Guatafiba, Chaquen y Guatavita como testimonio de la cultura que habitó en estas montañas con sus ríos y planicies.

Resultado:
Diseños constructivos de ingeniería 1ª etapa proyecto detonante terminados 2017/ 2018. Proyecto pendiente de construcción.